EDIFICIO DE LA SEDE DEL INSTITUTO NACIONAL DE VIAS - INVIAS / BOGOTÁ, CUNDINAMARCA

 

Lo Urbano

El Centro Administrativo Nacional, como punto geográfico en la ciudad representa uno de los lugares más emblemáticos y temáticos no solo de la ciudad sino de la Nación. Desde su desarrollo el complejo administrativo no ha perdido su carácter de edificios aislados, entrelazados por vegetación y espacios públicos que cada vez son más restringidos en su uso. En una aproximación profunda el problema arquitectónico de permeabilidad se ve opacado por la gran cantidad de edificios seguros que cierran las puertas a la movilidad libre del peatón.

La nueva generación va enfocada en recuperar su esencia de movilidad, en abstraer espacios vacíos y transformarlos en lugares que se pueden habitar. La propuesta urbana consiste en una alameda como vertebra, que va tejiendo los nuevos edificios que se construirán en los próximos años. Este espacio central ocupará lugares de encuentro y movilidad, rompiendo en varias partes la súper manzana del Centro Administrativo. Los nuevos elementos peatonales unen lugares intransitables, donde ciudadanos y trabajadores logren acceder amablemente a sus respectivos edificios. En la 26, en la Transversal 40 y en la Carrera 50 se está proponiendo plazas de acceso donde rematan las alamedas transversales y longitudinales propuestas. Las plazas actúan de puertas hacia el corazón del CAN garantizando un flujo continuo con la ciudad. Al introducir estos conceptos permeables creamos pautas para futuros desarrollos que implican una labor consecuente con el exterior de las instituciones sin perder su seguridad.

Concepto

La propuesta se define desde dos estancias, una es el desarrollo independiente que se hace del programa propuesto y el otro alterado por la historia urbana del conjunto inmediato. Al sumar estas dos premisas se desencadena el concepto de una respuesta capaz de transmitir una idea diáfana en su esencia como Entidad. El edificio como masa en movimiento sufre el desgarramiento en su interior y simultáneamente del suelo, permitiendo entrar el paisaje exterior, la luz y la vista lejana. El proyecto en su interior es un recorrido por los caminos que surcan la topografía de nuestra nación y descubren en cada estancia la variedad de los escenarios de los paisajes selváticos. El volumen al tener este desplazamiento de masa, genera puentes y viaductos que conectan las distintas dependencias del programa, la idea de este movimiento es crear para cada oficina paisajes comprimidos basados en la topografía del país. La solución arquitectónica en el primer piso de acceso se concibe como un lugar de alta integración cívica, el auditorio esta suelto como elemento integrador, el cual puede abrir sus puertas y funcionar como un pabellón de exposiciones.

Cliente:

Instituto Nacional de Vias, INVIAS

Arquitectos diseñadores:

Ramón Quevedo + Juan Manuel Lopez + Jorge Garzón + Adriana Hernández Q + Rodrigo Montoya

Año: 2009