INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA TIPO A EN SOLEDAD / SOLEDAD, ATLÁNTICO

 

“El proyecto urbano es un campo de trabajo intermedio en que las escalas se entrelazan y donde el arquitecto es el responsable de la forma de la ciudad” Manuel de Sola-Morales.

El proyecto arquitectónico como punto de partida general una reflexión a diversas escalas, estableciendo estrategias directas hacia la construcción de ciudad. En el sector de emplazamiento, existe una variedad de equipamientos y espacio público, que por tanto el edificio tiene la oportunidad de renovar a través de tejidos y ejes que potencialicen la conexión entre ellos.

Como estrategia urbana el edificio no se entiende como un elemento aislado sino como un elemento conector de un sistema que construye ciudad.

La estrategia urbana se establece a partir de una relación de diversos hechos urbanos presentes en la morfología de la ciudad inconexos entre sí, los enlaza a través de ejes peatonales y verdes, vías mixtas y espacios públicos, logrando finalmente que aquellos espacios urbanos antes vacíos, integren ahora un sistema urbano a escala metropolitana.

Se potencializan dos ejes así:

  1. El eje de equipamientos está conformado por diversas zonas con edificios de escala zonal y metropolitana, que se conectan francamente a través de espacios públicos y rematan en el mirador junto a la laguna. La propuesta arquitectónica concluye dar un mejor aporte de espacio público hacia la esquina noroeste del predio, conformando un mirador público sobre una plazoleta que del mismo modo plantea el acceso principal del proyecto.

Adicionalmente se propone un espacio anexo semipúblico destinado al patio de banderas, que al ser un área sombreada contigua al aula múltiple, permite multiplicidad de eventos, privados y semipúblicos.

  1. El eje verde se entiende como grandes masas de árboles existentes que conformarán ejes peatonales de conexión de las áreas de futuros desarrollos con los ejes de equipamientos que convergen hacia la laguna. De este modo es justo en la laguna y sus espacios públicos adyacentes donde convergerán estos dos ejes, y del mismo modo donde la propuesta arquitectónica actual tiene la responsabilidad de articular y restaurar el funcionamiento de conectividad de la ciudad.

La propuesta arquitectónica genera aparte del patio de banderas (espacio semipúblico adyacente a la plazoleta-mirador pública), un nuevo pasaje, que se instaura como una calle interna habitada de usos diversos, as tiendas, espacios de encuentro, juego, áreas sombreadas por bosques de palmas, escaleras… una galería que articula las aulas y donde continuamente convergen múltiples actividades estudiantiles.

La implantación del proyecto invita a la volumetría a tener una actitud respetuosa y sensible al lugar, por lo que la integración de áreas verdes y topografía con el funcionamiento del colegio es un instrumento fundamental para el diseño arquitectónico. El recorrer permanentemente corredores verdes, sombreados, integrados francamente con la vegetación, del mismo modo que extender esas relaciones naturales hacia el interior de los espacios, logran que la actividad del colegio este permanentemente activa con su entorno.

Cliente:

Fondo financiero de proyectos de desarrollo, Fonade

Arquitectos diseñadores:

Adriana Hernández Q + Juan Pablo Cadena + Rafael Parra

Año: 2009